miércoles, 4 de julio de 2012

CUIDADO AL LIMAR:


Hay personas que se entusiasman al limar las uñas (cuando realizan las uñas postizas), digo que se entusiasman porque liman mucho y con mucha fuerza para “que la postiza se adhiera bien” o porque “mientras más limada esté durará más la postiza”, pues esto es mentira, si deben estar limadas, pero no demasiado. Antes de pegar la uña postiza, se debe limar un poco la base de la uña, sólo para quitar la grasa natural y dejar una textura corrugada, lo que permitirá que la uña postiza dure mucho más. Sin embargo, esto sólo debe ser realizado 2 o 3 veces con la lima, subiendo y bajando por la uña, sin exceso de fuerza. La uña no debe enrojecerse ni quedar totalmente transparente. Debemos tener cuidado, porque esto daña radicalmente las uñas. De hecho, el uso de uñas postizas ya debilitan las uñas naturales, y si a esto le agregamos el deterioro a la hora de limar, al retirar el sistema, tendremos unas uñas sumamente debilitadas, que a veces duran hasta 6 meses en recuperarse. Así que cerciórate de no limarlas en exceso, lo mismo aplica para los mantenimientos, si te liman hasta quemar o te duele, entonces pide que paran, porque te están lastimando las uñas (a no ser que seas sensible).