domingo, 1 de julio de 2012

AGRADECER, TEJIENDO


Hay que serle agradecido a la vida, a Dios y a quienes nos rodean. Cuando posees una habilidad o talento, debes usarlo para ser agradecido con otros, no simplemente con las personas que quieres. Teniendo esto en cuenta, realicé estas florcitas tejidas con hilo pabilo de diferentes colores para el día de las madres. Las mismas fueron entregadas a las madres de un ancianato, las cuales las recibieron con mucha alegría. Estas flores son de doble vuelta, con puntos básicos como punto alto, punto bajo y doble punto. Las hacemos de 5 pétalos, ya que las cosas más lindas de la naturaleza deben ser impares, según me dijo una crítica de la pintura.

Sólo necesitas: 
Hilo pabilo (de colores)
Aguja de crochet
Ganchos-nodrizas
Fieltro
Tijera
Pegamento universal



Pueden servir como accesorio para el cabello o como prendedor, que fue mi caso. Para prendedor, recortas un círculo (en relación con la flor) de fieltro; colocas en la parte de atrás el imperdible o sujetador, lo pegas con pegamento universal y encima pegas al círculo de fieltro, para darle un mejor acabado.