domingo, 22 de abril de 2012

Vivir natural: día mundial de la Tierra


¿Te has detenido a ver cómo está tu planeta tierra? Sí, ese que gira alrededor del Sol. ¿Has notado como a diario mueren sus ríos y árboles? Como cada día se siente más lejano el canto de los pájaros, la contaminación que tapa las estrellas y el hueco de la capa de ozono que amenaza con engullir la vida? Llenos de ruido y de prisa, somos incapaces de observar la realidad que hemos creado. Dios dijo: Porque así dice Jehová, que creó los cielos. Él es Dios, el que formó la tierra, el que la hizo y la compuso. No la creó en vano, sino para que fuera habitada la creó…”. Isaías 45:18 Dios creó la tierra para que pudiéramos disfrutar de ella y de sus recursos y para que los usáramos sabiamente. Por ello decide hoy cuidarla: generando menos basura (mucho de lo que botamos puede ser reusado), elige qué comprar (si realmente lo necesitas), adquiere productos ecológicos (revisa si poseen etiqueta de ecología), adquiere gasolina sin plomo que no contribuye con el calentamiento de la tierra. Revisa tu carro, mantén una bolsa dentro del mismo, donde puedas colocar los desperdicios que se generen. Revisa el tubo de escape. Bota la basura en los lugares establecidos para ello, clasifica tu basura en compuestos orgánicos e inorgánicos (y promuévelo, si tu lo haces, otros también lo harán). Apaga las luces cuando no las uses, desenchufa los aparatos al salir de tu casa, utiliza bombillos ecológicos. Todo lo que puedas hacer por tu planeta, “hazlo con todas tu fuerzas”. Si todos colaboramos, podremos decir “Así, da gusto vivir